como-superar-el-miedo-al-dentista

Siempre existirá un cierto grado de ansiedad antes de ir al dentista, o cualquier médico según el caso, esto es algo normal y es lo que nos hace humanos. Pero si dicha sensación empieza afectar su salud oral y le impide ir al dentista, es posible que experimente un miedo irracional a los odontólogos, o dentofobia. Algunos estudios realizados en Estados Unidos revelan que entre el 8 al 10% de los españoles evitan a los dentistas por tenerle miedo. Mientras tanto, el 20% están ansiosos hasta el punto de que solo buscarán tratamiento dental sólo cuando sea necesario debido al miedo al dentista.

La ansiedad dental, el miedo y la fobia son similares en el sentido de que todos tienen algo que ver con la figura de ir al dentista. Sin embargo, difieren en cierta medida.

La primera se refiere a estar inquieto o preocupado por algo desconocido. La mayoría de los pacientes experimentan esto hasta cierto punto, especialmente si van a someterse a un tratamiento por primera vez. Mientras tanto, el miedo es una reacción a un peligro conocido, que puede ser provocado por una mala experiencia en el pasado. También puede resultar en una reacción de lucha o huida.

La fobia dental, por otro lado, es una sensación más intensa de miedo o temor. Las personas que la padecen suelen sufrir un ataque de pánico y harán cualquier cosa para evitar las visitas y tratamientos dentales. Típicamente, los fóbicos dentales solo visitan a los dentistas y buscan tratamiento cuando su condición se vuelve abrumadora e incontrolable.

Motivos de la aparición del miedo al dentista

La ansiedad, el miedo o la fobia dental generalmente se desencadenan por ciertos eventos o experiencias, y algunos de estos son:

  • Dolor: la mayoría de las personas temen ir al dentista por temor al dolor, especialmente aquellos que tienen un umbral bajo de él.
  • Vergüenza: algunos pacientes se sienten avergonzados cuando los dentistas miran dentro de la boca y examinan las encías y los dientes. La incomodidad también puede ser el resultado de la poca familiaridad entre un paciente y el dentista durante el tratamiento.
  • Experiencia pasada: la mayoría de las personas desarrolla temores dentales debido a una mala experiencia en el pasado. Si un tratamiento previo fue doloroso o dio lugar a complicaciones, un paciente puede desarrollar inquietudes acerca de ir al dentista de nuevo.

Formas de superar el miedo al dentista

Hay varias maneras de superar la ansiedad y miedo que se puede tener sobre ir al dentista. Entre ellas tenemos:

  • Reconoce tus miedos: Para comprender mejor sus sentimientos y abordarlos, debe aceptar su ansiedad o temor de ir al dentista. Escribe tus miedos, para que puedas hablar sobre ellos mejor. Enumerarlos no solo ayudará a reconocerlos, sino que también ayudará a su dentista a explicar qué es lo que está causando su ansiedad o fobia. En la mayoría de los casos, los dentistas diseñarán señales si desea tomar descansos o suspender el tratamiento si se siente incómodo.
  • Practica técnicas de relajación: Los ejercicios de relajación pueden ayudarlo a mantener la calma durante el tratamiento. Una de las maneras en que puede relajarse es a través de la respiración controlada, que implica tomar una gran bocanada de aire y dejarla salir muy lentamente. Esto ayudará a relajar los músculos y a disminuir el ritmo cardíaco.
  • Usa distracciones: Las distracciones pueden ayudar a desviar su atención durante el tratamiento. Algunas de las formas de dejar de pensar en el procedimiento son escuchar música, juguetear con una bola de estrés y contar contigo mismo. Mientras tanto, también puedes ver un video divertido o un clip que te hará sentir bien para relajarte antes de las citas.
  • Busca la ayuda de un psicólogo: Si su miedo es tan intenso y ninguno de los consejos mencionados anteriormente funcionó para usted, considere consultar a un psicólogo. Los psicólogos se especializan en abordar las fobias, incluido el miedo dental.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *